Valor del servicio y el trabajo “Lo barato sale caro”

Valor del servicio y el trabajo “Lo barato sale caro”

En este artículo pretendo hablar sobre algo que me parece muy importante realmente, algo que a todos nos incumbe independientemente de tu área laboral, es sobre el valor de tu servicio o trabajo. Voy a suponer que en algún momento de tu vida te has encontrado con clientes interesados en tu producto o servicio pero una vez le das información detallada y el precio  (su valor) su expresión es notablemente de alarma, por ejemplo algunas de las cosas que suelen decir es: ¡Que caro! O ¿En cuánto me lo dejas?

Tú y solo tú sabes el esfuerzo que le pones a tus cosas, si eres de los que hacen las cosas bien hechas para ofrecer un buen servicio o producto, tú conoces muy bien el valor, todas las ganas que has enfocado para darle a esa persona lo que necesita pero darle algo de calidad. Y en vista que pasa esto tan seguido me he propuesto dejar plasmado aquí información al respecto.

Concepto de valor del trabajo

Antes que empecemos como tal a hablar más a fondo del tema, debo dejar claro a qué llamamos valor en el sector laboral. Quiero empezar por decir que el valor del trabajo se atribuye primeramente al humano, detrás de cada producto está presente el ingenio humano que independientemente de tu profesión estas aportando conocimiento y valioso tiempo para hacer posible algo en específico.

Por medio de aquello en lo que te has capacitado, en lo que trabajas, obtienes una remuneración, la cual no debe ser una limosna o lo que los demás les nazca, no, lo que ofreces tiene valor y por tanto pienso que te mereces lo mejor si efectivamente das lo mejor.

El trabajo ofrece a cada hombre la oportunidad de crecer, desarrollar todas sus capacidades congénitas, realizarse como persona. El trabajo desarrollado por la persona engendra, por sí mismo, el derecho al bienestar suficiente, personal y familiar, derecho que es independiente de la valoración económica, científica o técnica que tenga el trabajo realizado.

¿Por qué no bajar los precios de mi producto o servicio?

Existen varias razones por la cual no es buena idea bajar los precios y te los voy a detallar a continuación:

Porque se crea un mala atmósfera con la competencia, me explico: si yo bajo mis precios ¿Qué creas que suceda exactamente? ¿Voy a ganar clientes o la competencia también lo hará y me perjudicará? Amigos sinceramente podría captar cliente porque ofrezco buen precio pero ¿Va en relación con la calidad de mi producto? Además, si yo bajo los precios es muy probable que la competencia lo haga y  los clientes terminen allí, por tanto mis ventas se verán afectadas, y me veré forzado a bajar mis precios de nuevo para atraer clientes y así va a pasar sucesivamente hasta que sea muy posible que me descapitalice ¿cierto? Si no administro bien mis recursos, si tengo determinación creo que entonces atraería clientes incorrectos.

¿Quién desea este tipo de clientes que sólo quieren algo baratillo? No les importa en absoluto obtener un producto que ha sido bien trabajado y le va a durar muchos años, no ve más allá, puede que vea por ejemplo un mueble para tv elaborado con madera pino y admire como se ve el acabado, y al tocar el mueble se nota que es algo bien hecho, y todo lo aprecia perfecto o casi perfecto, pero procede a decir algo así como: está bello, pero muy caro.

Entonces tenemos dos razones poderosas para no bajar los precios:

  1. Sería presa fácil para la competencia
  2. Atraería clientes incorrectos

¿Quiénes son los clientes incorrectos?

Ya debes tener una idea, sin embargo hablemos más profundamente de ello. A mi parecer son personas que caza-ofertas, aquellas a quienes solo les importa ahorrar dinero y eso no está mal, peeero, está mal cuando prefieres comprar algo de mala calidad porque es barato y en unos meses se te daña el producto y tiene que volver a gastar para remendar o quizás comprar uno nuevo, es en eso lo que no piensa el cliente caza-ofertas.

El problema con ellos es que no buscan solucionar su problema real o satisfacer bien la necesidad  y ¿qué pasa entonces? Pues que no obtienen ningún tipo de ganancias o valor de lo que compraron. Definitivamente este tipo de clientes no son deseados, yo prefiero a clientes comprometidos que les agrade  una buena inversión y obtengan valor de verdad.

¿Sabes qué más pasa con los caza-ofertas?

Se quejan de todo. 

Son los primeros en pedir que les devuelvas su dinero. 

Y son los que más problemas dan. 

¿Y sabes por qué?  Porque no ven VALOR. 

Porque la verdad es que: Sólo compramos por precio cuando NO vemos el valor que nos puede dar a cambio.

Recuerda esto:

Pocos compran el automóvil más barato.  O la ropa más barata.  O la comida más barata.  No buscan los restaurantes más baratos, ni el vino o cerveza más baratos.

Claro, a menos que no tengan dinero.

En casi todos los demás casos, en prácticamente todas las categorías de productos y servicios, la mayoría de las personas no compran solamente basándose en el precio. El problema es que la mayoría de las veces quieren convencerte que bajes tus precios para hacer negocios con ellos.

Juegan con la ilusión de que el precio es lo único que importa.Y eso no es cierto. El precio es sólo una parte de lo que REALMENTE están buscando:

GANANCIA

Si los puedes convencer de que tú tienes un mejor producto, das mejor servicio, te importan más, tienes mejores materiales, más clientes felices, o eres más confiable, entonces te comprarán. 

Incluso si eres un poco más caro que la competencia. Y usualmente, incluso si eres mucho más caro que la competencia. Esa es la idea, ofrecer un buen producto o servicio de excelente calidad y así estarías dando valor de verdad a cambio de una merecida remuneración por todo el trabajo, conocimiento, tiempo y más que has empleado.

¿Cómo atraer buenos clientes?

Verás, muchas veces no entendemos porque nuestros prospectos piensan que nuestro producto es caro.  Nos preguntamos: “¿Acaso no ve todo lo que le va a beneficiar?” 

Nos frustramos porque vemos que no entienden todo lo que les puede ayudar en la vida… “si tan sólo me hiciera caso”. 

Lo que quizá no sabes es que muchas veces esos beneficios NO SON OBVIOS.  Quizá lo sean para ti, pero para el resto de la humanidad que vive su día a día, no lo son.  Por eso no perciben la ganancia que les puede traer tu solución a su vida.  Y eso les hace creer que es muy caro.  Sin embargo…

Puedes tomar acción siguiendo estos estos tips:

  • Haz tus productos atractivos
  • Aporta la solución al problema o necesidad del cliente
  • Sobresalir en tu nicho es importante, aplica estrategias.
  • Analiza el mercado y ofrece lo que otros no
  • Edúcate, aprende más sobre marketing, finanzas, administración, entre otros.

Espero que tú, que me lees, tomes muy en cuenta todo lo dicho aquí, si eres un caza-ofertas, te hago un llamado a reprogramarte, es decir: mejorar esa manera de pensar, sé y entiendo que todos hacemos un sondeo del mercado antes de comprar algo y nuestro cerebro nos impulsa de cierta manera a ahorra dinero y nos vamos por lo más barato, pero no todo el tiempo debe ser así, creo que depende también de lo que vayas a comprar, es bueno que sepas que es siempre mil veces mejor adquirir un producto o servicio de calidad que valga la pena a mal gastar el dinero en cosas baratas que al final se dañan rápido, por eso dicen: “lo barato sale caro”. 😉

Comparte este post. 😉

Summary
Review Date
Reviewed Item
Valor del servicio y el trabajo “Lo barato sale caro”
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *